Lo único que cuenta es el comando evolutivo actual dentro del proceso evolutivo general

proceso evolutivo

Beschreibungen, artist book, ink and pencil on paper, 38,7 x 30 cm, 67 pages – Mario Asef © 2012

Advertisements

Der Mensch ist paradoxerweise dazu fähig, eine Wirklichkeit hervor zu bringen, die ihn verleugnet

paradox

Beschreibungen, artist book, ink and pencil on paper, 38,7 x 30 cm, 67 pages – Mario Asef © 2012

El Yo – voice over

el yo-k

El Yo – Mario Asef © 2014

No estoy muerto. Miro desde arriba este paisaje cinematográfico que fué creado para ser visto y no vuelo. No es un ángel ni un espíritu el que les habla. No es mi pensamiento el que están escuchando. Es una voz que grabé un año después de haber filmado estas imágenes. Aún así; el medio no es el mensaje – lo es quizás para un arte en decadencia, un arte muerto. Pero yo no estoy muerto. Con el tiempo esta aseveración también será una mentira. Pero eso ahora no importa.

Hans J. Williams ha muerto. El nieto del valeroso Charles M. Williams quien cayó luchando para liberar a este país durante las guerras cívicas. Murió pensando en que nadie lo recordaría y tuvo razón. A nadie le interesa el nieto de un simple soldado sin mayores méritos que el haber tenido un abuelo que soportó las atrocidades de la guerra para al fin morir por su patria. En una guerra civil las víctimas de ambos bandos mueren por la patria. Solo las que caen por el bando triunfante son recordadas por ello. Las patrias mueren sin hombres que mueran por ellas. Esa es la paradoja de la civilización: unos mueren para que otros vivan para contar la historia como propia. La historia los amalgama moralmente. Por eso “no existe prueba de civilización alguna que no sea al mismo tiempo una prueba de la barbarie”.1

1– Walter Benjamin, Illuminationen.

De la abstracción a la concreción

01-y

View A-A’, wall-drawing, insulating tape and nails on wall, 312 x 597 cm – Mario Asef © 2011

El dibujo mural View A-A’ realizado en el espacio de exhibición Essays and Observations en Berlín en el año 2011 resultó de la interrogación acerca del término ‘abstracción’ en las artes. En un intento de devolverle a éste un significado plausible y a la vez compatible con otras disciplinas.

En el muro divisorio de los dos espacios que conforman la galería realicé en una de sus caras un dibujo técnico en escala 1:1 del espacio arquitectónico situado detrás del muro. El material empleado para este propósito fue una cinta adhesiva de PVC gris que por su condición elástica fue fijada con clavos a la pared para impedir su contracción.

El dibujo representaba en trazos simples los muros y ventanas de la habitación trasera. El muro de esta forma cumplía la tarea de soporte del dibujo quedando superpuesto al motivo representado. Desde el punto de vista del observador, las líneas en la pared no parecían cumplir ninguna función y mas bien estar desplegadas al azar; no siendo el observador conciente de la representación a la cual estas estaban sometidas.

Semanas mas tarde se quitaron los clavos que impedían la contracción de la cinta de PVC, la cual, como es natural comenzó lentamente, a lo largo de los 7 días posteriores, a contorsionarse y a despegarse de la pared rechazando su condición de ‘medio de representación’ para concluir exponiéndose a si misma.

08-y

View A-A’, wall-drawing, insulating tape and nails on wall, 312 x 597 cm – Mario Asef © 2011